Buscar este blog

jueves, 9 de junio de 2011

Iwata Asks: Smash Bros.

La sección Iwata Asks trata acerca de los próximos Super Smash Bros., recientemente confirmados en el E3 2011 para Wii U y Nintendo 3DS.

Satoru Iwata vuelve a entrevistar a Sakurai, tras la primera toma de contacto con el responsable del Project Sora con motivo de la apertura del estudio. Ahora, el mandamás de Nintendo pasa revista a los próximos proyectos de Project Sora: Super Smash Bros. para Wii U y 3DS.


Las conversaciones internas acerca de la creación del sucesor de Super Smash Bros. Brawl comenzaron justo después de la publicación de este juego de Wii, allá por el año 2008. Se trataba de la primera ocasión en la que Nintendo pedía a Sakurai hacer un juego para Nintendo 3DS. Iwata sabía que los fans demandarían un nuevo Smash Bros. para la futura portátil de Nintendo, pero también sentía que probablemente no era lo más correcto solicitar a Sakurai hacer otro Smash Bros. justo después de entregar y publicar Brawl.

De esta forma se decidió que el primer título del Project Sora fuera Kid Icarus Uprising, pero sin perder de vista que justo después comenzaría el trabajo relativo a Smash Bros. Como muchos otros estudios han hecho en el pasado, se trataría de coger experiencia con el nuevo sistema para pasar luego al juego que más alto tendría el listón por parte de los usuarios. Sakurai ha comentado que encontrar personal para el estudio para un proyecto misterioso es bastante más complicado que reclutar a programadores y artistas conociéndose de antemano el producto en el que se va a trabajar. Si este primer proyecto era un secreto, la idea de que Smash Bros. vendría a continuación sólo la conocían Sakurai e Iwata.

Cuando Iwata comunicó a Sakurai el desarrollo de la nueva Wii U, Sakurai entendió que necesitarían desarrollar Smash Bros. para ambos sistemas. Mientras que se concluía el desarrollo de Kid Icarus, Sakurai comenzaba a elucubrar acerca del camino que se debía tomar para crear una nueva entrega de la serie. Se trataba de evitar que el nuevo título tuviera el carácter de expansión de Melee y Brawl. No se trataba de añadir cincuenta personajes o doblar la canidad de escenarios. Tampoco debían limitarse a mejorar los gráficos.

Sakurai sentía que realizar una entrega portátil tendría mucho atractivo, ya que serían capaces de introducir una buena cantidad de novedades. Por otra parte también se encontrarían con limitaciones, ya que estarían limitados en ciertas áreas para ofrecer los estándares habituales de Smash Bros. Crear una nueva entrega de la serie para portátiles ofrecería una experiencia más individual comparada con las versiones de consola. De esta forma sería más sencillo atar a los jugadores a los datos que han creado y recolectado. El hecho de que lleves el hardware contigo mismo hace la experiencia más personal. El problema venía del hecho de que los juegos de Smash Bros. no se basaban en recompensas, subir de nivel nuestro personaje y conseguir ingentes cantidades de dinero. Añadir la noción de experiencia para nuestros personajes podría ser peliagudo, ya que fragmentaría a los jugadores que quedarían enganchados con la idea respecto a los que no se sentirían cautivados por la novedad. Además se perdería parte del "brillo" instantáneo que ha caracterizado a la serie.

Lo que Sakurai planea es permitirnos construir nuestro personaje en 3DS a través de las batallas y recompensas y luego llevarlo a Wii U para poder enfrentarlo contra cualquier jugador. Esta unión de la parte personal con la pública podría funcionar. Wii U ofrecería una versión más directa, mientras que los jugadores podrían dedicar más tiempo a construir el personaje en 3DS. Wii U podría ofrecer un apartado técnico de nueva generación con 60 fps, alta definición, gráficos de calidad, efectos dinámicos y movimientos muy fluidos.

Aunque se trata de crear dos juegos divertidos por si mismos, Sakurai sentía que la conectividad entre ambas versiones podría ofrecer una experiencia más divertida. La entrega de 3DS buscará diferenciarse ligeramente de lo que entendemos como Smash Bros. convencional. Se busca crear un espacio en el que puedan convivir jugadores con mucha experiencia con los novatos. Se busca por lo tanto potenciar la ayuda entre jugadores.

Pese a que la mayoría del staff detrás de Kid Icarus Uprising está trabajando en Smash Bros., la escala del proyecto ha obligado a contratar nuevo personal. Se busca personal cualificado para balancear el juego, sin tener que depender absolutamente del trabajo de Sakurai, quien realizó esta función en anteriores versiones. Es más, Sakurai desea poder delegar esta función. Los desarrolladores se encuentran con la dificultad de realizar dos juegos a un tiempo. Por ello se busca tratar de crear las bases de una forma muy cuidadosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada